Electrocardiograma

Un electrocardiograma registra las señales eléctricas del corazón. Es una prueba común e indolora que se utiliza para detectar rápidamente los problemas cardíacos y controlar la salud del corazón.

Los electrocardiogramas (también llamados ECG) con frecuencia se realizan en el consultorio del médico, en una clínica o en una habitación de hospital. Las máquinas de electrocardiograma son un equipo estándar en los quirófanos y las ambulancias. Algunos dispositivos personales, como los relojes inteligentes, ofrecen control de electrocardiograma.

Por qué se realiza

Un electrocardiograma es una manera no dolorosa y no invasiva de diagnosticar muchos problemas cardíacos frecuentes en personas de todas las edades. Tu médico puede utilizar un electrocardiograma para determinar o detectar:

  • Un ritmo cardíaco anormal (arritmias)
  • Si las arterias obstruidas o estrechadas del corazón (enfermedad de las arterias coronarias) están ocasionando dolor de pecho o un ataque cardíaco
  • Si has tenido un ataque cardíaco previo
  • Cómo están funcionando determinados tratamientos para una enfermedad cardíaca, como un marcapasos

Puede ser que tengas que hacerte un electrocardiograma si tienes alguno de los siguientes signos y síntomas:

  • Dolor en el pecho
  • Mareos, aturdimiento o confusión
  • Palpitaciones cardíacas
  • Pulso acelerado
  • Falta de aire
  • Debilidad, fatiga o disminución de la capacidad de hacer ejercicio