Mentoplastia

La mentoplastia o cirugía del mentón es una intervención quirúrgica rápida y sencilla que ofrece resultados estéticos increíbles sobre la barbilla o mentón. A partir de una pequeña incisión intraoral se aborda el hueso del mentón y el cirujano hace los movimientos necesarios para armonizar el rostro del paciente. Esto también se llama una genioplastia ósea.

Hay varias formas de llevar a cabo este procedimiento:

Avance, o mover la barbilla hacia adelante.
Retroceso, o mover la barbilla hacia atrás
De lado a lado, que puede ayudar con las barbillas asimétricas
Cambios verticales, como alargar o acortar el mentón.

¿POR QUÉ HACERSE UNA MENTOPLASTIA?

Existen muchas razones por las que realizarse una mentoplastia:

Como procedimiento auxiliar en cirugía ortognática para lograr un mayor equilibrio facial tras la recolocación de los huesos de maxilar y mandíbula.
Para corregir anormalidades del desarrollo de los huesos en la mandíbula, como la asimetría facial o la agenesia congénita de la mandíbula, una condición en la que el paciente nace sin una parte de la mandíbula.
Para armonizar los rasgos faciales, cuando el mentón o barbilla es muy grande o pequeño para el rostro del paciente.
Como parte de la reconstrucción craneofacial después de un traumatismo facial o cirugía de cáncer.
Como parte del proceso de reasignación de género.